Psicólogos en Bilbao PsyBilbo

Depresión posparto

depresión posparto

Puede ser común sentirse emocionalmente agotada después del parto debido a los cambios hormonales y la experiencia de convertirse en ser madre. Pero la depresión posparto va más allá de los sentimientos normales de tristeza y se caracteriza por una tristeza profunda, ansiedad intensa y fatiga extrema que pueden dificultar el cuidado del bebé y la misma madre.

Aunque la depresión posparto ha sido reconocida durante siglos, no fue hasta la década de 1980 cuando comenzó a recibir una mayor atención y comprensión en el campo de la salud mental.

La prevalencia y la forma en la que se percibe y se maneja pueden variar significativamente entre diferentes culturas. Por ejemplo, en algunas culturas, puede ser un tabú hablar sobre la salud mental o se pueden atribuir los síntomas a otros factores, como la fatiga o el estrés.

Síntomas en la depresión posparto en la mujer

Los primeros síntomas aparecen entre dos y ocho semanas después de dar a luz, aunque puede aparecer en todo el primer año tras el nacimiento del bebé. Es fundamental estar atenta a los siguientes síntomas, ya que podrían indicar la presencia de una depresión posparto:

  • Sentimientos intensos de tristeza o desesperanza: Si se experimenta una tristeza profunda que no disminuye con el tiempo o si se tienen sentimientos abrumadores de desesperanza o sensación de vacío.
  • Cambios en el sueño o el apetito: Los cambios significativos en los patrones de sueño o apetito, como problemas para conciliar el sueño o dormir demasiado, así como la pérdida o el aumento de apetito inexplicables.
  • Dificultades para cuidar de sí misma o del bebé: Autocrítica excesiva o sentimientos de inutilidad, sentir que no se es una buena madre o que no está cumpliendo adecuadamente con sus responsabilidades maternas.
  • Pensamientos o deseos de hacerse daño a sí misma o al bebé: Cualquier pensamiento o deseo de hacerse daño a sí mismo o al bebé.
  • Dificultades para concentrarse o tomar decisiones: Puede afectar a la capacidad de concentrarse en las tareas simples o tomar decisiones cotidianas.
  • Pérdida de interés en actividades que solían ser placenteras: La pérdida de interés en las actividades con las que se solía disfrutar antes del embarazo, como hobbies, salidas sociales o pasatiempos.
  Trastorno Orgásmico Femenino o Anorgasmia

Destacar que no todas las mujeres experimentan los mismos síntomas y que la intensidad de los mismos puede variar de una mujer a otra. Si los síntomas persisten más de dos semanas tras el parto, es fundamental buscar ayuda de un profesional lo antes posible. La depresión posparto es tratable y cuanto antes se aborde mejor será su pronóstico.

Síntomas en la depresión posparto en el hombre

La depresión posparto es una condición que no solo afecta a las mujeres sino también a los hombres. Aunque la mayoría de la atención y la investigación se centran en las madres, los padres también pueden experimentar síntomas similares después del nacimiento de un bebé. Los síntomas más frecuentes son:

  • Sentimientos de tristeza o vacío: Sentirse abrumados por una sensación persistente de tristeza o vacío después del nacimiento del bebé.
  • Irritabilidad o enojo: Aumento de la irritabilidad, enojo frustración, ya sea hacia su pareja, el bebé o ellos mismos.
  • Cambios en los patrones de sueño: Dificultades para conciliar el sueño o mantenerlo.
  • Cambios en el apetito: Comer en exceso o experimentar la pérdida de apetito.
  • Fatiga: Sensación de agotamiento físico y emocional relacionada con el cuidado del bebé.
  • Sentimientos de inutilidad o culpa: Sentimientos de inutilidad o culpa si sienten que no están cumpliendo adecuadamente su rol como padres.
  • Aislamiento social: Desconexión de sus amigos, familiares u otras fuentes de apoyo.

Es importante tener en cuenta que la depresión posparto en los hombres a menudo pasa desapercibida por falta de conciencia sobre este tema y la expectativa social de que los hombres deben ser fuertes y no mostrar debilidad emocional.

Sin embargo, es fundamental que los hombres que experimenten síntomas de depresión posparto reciban apoyo y tratamiento adecuados para poder recuperarse y brindar el mejor cuidado al bebé y proporcionar el apoyo necesario a la madre.

  8 Mitos sobre el amor romántico

¿Cuál es la causa de la depresión posparto?

Hay que destacar que la depresión posparto no es culpa de la madre y no está relacionada con la falta de amor o afecto por el bebé. Generalmente, está causada por una combinación de factores biológicos, hormonales, psicológicos y sociales.

Además, influyen los cambios hormonales extremos después del parto, antecedentes ansiedad o depresión, estrés relacionado con el cuidado del bebé, falta de apoyo social o dificultades en la relación de pareja.

Hablemos de las posibles causas:

  • Cambios hormonales: Después del parto, los niveles hormonales de una mujer experimentan cambios significativos, incluyendo una disminución brusca de los niveles de estrógeno y progesterona. Estos cambios pueden afectar al equilibrio químico en el cerebro, lo que a su vez influye en el estado de ánimo.
  • Factores biológicos: Existen evidencias de que ciertas mujeres pueden tener una predisposición biológica a la depresión postparto debido a factores genéticos o neurobiológicos.
  • Factores psicológicos: La experiencia del parto y la transición a la maternidad pueden desencadenar una amplia gama de emociones, desde el estrés hasta la felicidad extrema. Sin embargo, algunas mujeres pueden tener dificultades para adaptarse a estos cambios y pueden experimentar sentimientos abrumadores de ansiedad, tristeza o inseguridad.
  • Factores sociales y de estilo de vida: El apoyo social, el estrés financiero, los cambios en la dinámica familiar y las demandas del cuidado del bebé pueden influir en el desarrollo de la depresión posparto. Las mujeres que tienen poco apoyo social los enfrentan a dificultades significativas en su vida pueden ser más susceptibles.
  • Historia personal de salud mental: Las mujeres que tienen antecedentes de trastornos del estado de ánimo, como la depresión o la ansiedad, tienen un mayor riesgo de experimentar depresión posparto. Del mismo modo, las mujeres que han experimentado eventos estresantes importantes durante el embarazo o el parto, como complicaciones médicas o traumas emocionales, también pueden tener un mayor riesgo.
  ¿Qué es la violencia de género?

Cómo puedo ayudarme si tengo depresión posparto

  • Recibir y pedir el apoyo necesario en el día a día para los cuidados del bebé.
  • Recibir el apoyo emocional necesario por parte de la familia, amistades o profesional de la salud mental.
  • Buscar grupos de apoyo de mujeres donde poder compartir la propia experiencia y aprender de otras mujeres que hayan pasado por lo mismo.
  • Práctica de ejercicio físico para mejorar el estado de ánimo.
  • Fomentar el descanso adecuado tratando de organizar las horas de sueño con la pareja o familiares que puedan ayudar.
  • Mantener un dieta equilibrada y estar hidratada.
  • Recurrir a la medicación, siempre bajo la supervisión de un médico.

Tratamiento psicológico para la depresión posparto

Respecto al tratamiento para la depresión posparto se incluye la terapia psicológica, específicamente la terapia cognitivo-conductual, que ayuda a identificar y cambiar los pensamientos negativos y los patrones de comportamiento que contribuyen a los síntomas depresivos.

La psicoeducación respecto a la maternidad (y paternidad) es esencial. Poder conocer y desarrollar estrategias de respuesta ante el estrés, crear una red de apoyo y comprender los procesos derivados del nuevo rol como madre, ayudarán en la estabilidad emocional.

Así mismo, en algunos casos, existe la posibilidad del abordaje desde la psicofarmacología con antidepresivos, en combinación con la psicoterapia.

La depresión posparto no solo afecta a la madre, sino que también puede tener un impacto en el desarrollo emocional y cognitivo del bebé. Por lo que, se debe tener especial cuidado sobre la salud mental de la madre para que se establezca un buen vínculo de apego.

El apoyo social, el autocuidado y la comunicación abierta con el médico y otros profesionales de la salud son fundamentales en el proceso de la recuperación del bienestar emocional en la mujer con depresión posparto.

Diana Synelnyk

Psicóloga General Sanitaria

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
También te recomendamos leer:

Deja un comentario

Desde PsyBilbo podemos y queremos ayudarte

Contacta ahora sin compromiso