Bulimia Nerviosa: características y conducta

Bulimia Nerviosa

La bulimia nerviosa (BN) es un Trastorno de la conducta alimentaria (TCA) que se caracteriza principalmente por la ingesta en un corto espacio de tiempo de grandes cantidades de comida, y sobre todo, por la sensación de pérdida de control.

Actualmente, la bulimia es el trastorno alimentario más frecuente en adultos y afecta a más del 2% de los adolescentes entre los 14 y 18 años.

Uno de los factores más importantes para desarrollar un TCA es la insatisfacción corporal. Tanto es así, que el 70% de los adolescentes afirma no sentirse a gusto con su cuerpo o desearían mejorar o cambiar algo.

Por tanto, la “insatisfacción corporal” más la “baja autoestima” son el cóctel perfecto para desarrollar un Trastorno de la Alimentación.

Características de la bulimia nerviosa

Las personas que padecen bulimia, presentan una serie de características comunes:

  1. Presencia de atracones: Pueden ser atracones objetivos, cuando la cantidad y las calorías ingeridas son superiores a las que ingeriría una persona en ese espacio de tiempo o atracones subjetivos, donde predomina la falta de control en la ingesta. Entendemos por atracón a la ingesta en un corto espacio de tiempo grandes cantidades de comida, sumadas a la sensación de descontrol durante el consumo. Además, el alimento que es ingerido se considera como “prohibido” debido a la dieta restrictiva que se está llevando a cabo.
  2. Comportamientos compensatorios: Para evitar un aumento de peso se llevan a cabo conductas como el vómito autoprovocado, el uso de laxantes, diuréticos u otros medicamentos, el ayuno o ejercicio excesivo.
  3. Presencia de conductas purgativas: Los “atracones”, en la bulimia, siempre van seguidos de episodios de purgación. Los motivos son múltiples, pero los principales suelen ser: Esto se hace para eliminar la ansiedad y el sentimiento de culpa tras el atracón y para eliminar los alimentos calóricos para no ganar peso.
  4. Alteraciones en la imagen corporal: La autoevaluación se ve marcadamente influenciada por la constitución y peso corporal.
  5. Baja autoestima: una elevada insatisfacción consigo mismas.
  6. Impulsividad: escaso o ningún autocontrol sobre sus acciones.

Otras características

Las personas que padecen bulimia, pueden encontrarse dentro de del rango de peso normal o tener sobrepeso.

  • Suelen restringir el consumo total de calorías y elegir alimentos con menos calorías, evitando los alimentos con alto contenido calórico y previniendo un posible atracón.
  • Las irregularidades menstruales o la amenorrea (ausencia del periodo) se producen a menudo.
  • Entre las complicaciones más graves podemos encontrar: cardiopatías, arritmias, desgarros esofágicos, perforación gástrica, etc.

El círculo de la bulimia

En la población general (sin un TCA) el estrés, la culpa o la baja autoestima pueden ser los causantes de que comamos compulsivamente o que hagamos atracones, como consecuencia del hambre emocional tras no poder gestionar dichas emociones.

Cuando nos damos cuenta de este comportamiento, los sentimientos negativos y la ansiedad por el descontrol, hacen que se cierre el círculo y la conducta no se repita.

No obstante, en las personas que padecen bulimia, existe un factor que se suma a este círculo: las conductas purgativas.

¿Qué sucede? La persona intenta contrarrestar los sentimientos negativos debidos al atracón y lo hace mediante la purga. La consecuencia de esto es que la conducta se refuerza y se refuerza la conciencia del trastorno o problema que se padece, con lo que es más difícil aún poder romper esa cadena.

Factores desencadenantes

Son los factores que ponen en marcha el trastorno:

  • La llegada de la pubertad, cuando el cuerpo comienza a desarrollarse y cambiar su forma.
  • Una dieta restrictiva, iniciada por distintas razones.
  • Hacer ejercicio físico excesivo.
  • Sentir desagrado por el propio cuerpo.
  • Sentir insatisfacción personal.
  • Padecer una situación personal estresante.
  • Presentar una pérdida de peso que haya sido elogiada.

Factores de mantenimiento

Una vez desarrollado el trastorno hay una serie de factores que provocan y ayudan al mantenimiento del mismo. Dichos factores van a ser determinantes en la motivación y el tratamiento para poder vencerlo. Son los siguientes:

  • La desnutrición a la cual se llega con la restricción alimentaria.
  • El aislamiento social como consecuencia del trastorno también.
  • La imagen corporal negativa, ya que suele estar distorsionada.
  • La presión social cuando la pérdida de peso se ha vivido como un éxito.
  • La ansiedad.

Si padeces Bulimia en nuestra consulta de PsyBilbo, situada en el centro de Bilbao, te ayudamos en el tratamiento y superación del trastorno de la alimentación, contacta con nuestro equipo de psicólogos.

Diana Synelnyk

Psicóloga General Sanitaria

 

 

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *