La escala de valores y la salud mental

valores y salud mental

A raíz de diversos estudios y teorías, se podría afirmar que la escala de valores de una persona está dentro de las variables que se relacionan con la salud mental y, junto a otras tratadas en nuestro blog como la culpa, la autoestima, la asertividad y la regulación emocional, es un componente a tener en cuenta y a trabajar en terapia para así poder alcanzar un mayor bienestar.

Para profundizar en dicha relación, habría que partir de la pregunta:

¿Qué son los valores?

De forma resumida, los valores son entendidos como los principios que caracterizan a una persona y a través de ellos se dirige el comportamiento humano. Por lo tanto, sirven como referencia a la hora de elegir o valorar acciones y cada persona puede clasificarlos de forma subjetiva según su orden de importancia.

Teniendo esta pequeña base definitoria, cabría preguntarse:

¿Cómo se originan y cómo se integran en cada uno?

El origen “general” de los valores se remonta a miles de años y están muy ligados a la Filosofía. Inicialmente, se partió de unos valores entendidos como universales para más adelante ir ampliándose. No obstante, aquellos que de inicio se dieron y son conocidos como valores internos (detallados más adelante) es recomendable que sean la base por encima de los externos (bienes materiales, estatus social, reconocimiento, fama…) los cuales no habría por qué rechazarlos si se dan, pero la fundamentación en ellos es lo que nos puede llevar a un sentimiento de vacío y malestar emocional.

En cuanto a la integración de los valores en cada individuo, el papel principal lo juegan por un lado la sociedad y por otro, el sistema familiar. Si nos ceñimos a la función de este último, su importancia radica en la influencia educacional que se traspasa a los hijos en la formación de personalidad, es decir, llevar a cabo un sistema democrático familiar ayudaría a conocer e interiorizar la moral y ética necesaria para así establecer esos valores que dictarán y guiarán en gran medida una coexistencia sana con nuestro entorno.

  Psicólogo y coach: diferencias importantes

Ahora bien…

¿Cuáles serían esos valores internos que ayudarían a nuestro equilibrio/madurez emocional?

Desde una perspectiva Socrática, serían los siguientes:

  1. EL CONOCIMIENTO: la persona basa su vida en conocerse a sí mismo y conocer al mundo, alcanzando así un desarrollo del ser lo más completo posible.
  2. LA VERDAD: significa basar nuestra vida en lo real, es decir, en aquello que no es la mentira, la apariencia o lo inventado.
  3. LA HONESTIDAD: en referencia a cuando la persona se encarga y responsabiliza de lo que es propio y deja al otro que se encargue o responsabilice de lo suyo, sin atribuirse de lo ajeno ni delegar lo propio.
  4. LA JUSTICIA: la persona no culpabiliza al otro por algo suyo ni se culpabiliza a sí mismo por algo que corresponde a otra persona.
  5. LA PACIENCIA: significa la asunción de que unas veces hay ganancias y otras pérdidas, aceptándose como parte de la vida.
  6. LA VALENTÍA: ante aquellas situaciones donde la persona está en riesgo de ser criticado o rechazado, existe tal y como es, sin mentir ni aparentar.
  7. LA FORTALEZA: relacionándola con la paciencia, aun habiendo pérdidas la persona sigue creyendo en sí misma y en el entorno como algo que merece la pena.
  8. EL AUTOCUIDADO: la persona se encarga de su propia existencia autorespetándose en todo momento.
  9. LA TEMPLANZA: consiste en rechazar aquellas proposiciones basadas en la maldad, aunque ello genere ganancias.
  10. LA INDEPENDENCIA: la persona rige su existencia a través de ella misma, usando sus funciones, capacidades, decisiones… sin tomar las correspondientes de otros seres.
  11. LA LIBERTAD: significa no sujetarse o subyugarse a nadie y tampoco obligar o ejercer poder sobre otros.
  12. EL AMOR: la persona se respeta a sí misma y respeta al otro, siendo constructivos para con la realidad desde el amor. Eligiendo esto por encima de todo y alejándose de lo destructivo y violento.
  13. LA DILIGENCIA: significa ser activos y productivos, esforzándose en la construcción de algo mejor.
  ¿Cómo detectar a personas tóxicas?

Expuestos y descritos los valores internos entendidos como sanos, se puede apreciar como si logramos existir desde ellos conseguiremos una mejor autorregulación emocional ante eventos que sucedan. Es por ello que son clave para alcanzar una mayor aceptación de la realidad y también una mayor aceptación propia (uno de los pilares de la autoestima).

De manera contraria, no conocerlos y no regir nuestro comportamiento desde ellos o similares, son muchas veces una de las diferentes causas de problemas emocionales del estilo de ansiedad, frustración, tristeza… de problemas de estilo interpersonal como relaciones tóxicas y de sensaciones de vacío existencial debido a una pura fundamentación en los externos.

Por lo tanto, y a modo de conclusión, una buena escala de valores y definir nuestro modo de existir a través de ella, es sinónimo de madurez emocional y salud mental.

Javier Arza

Psicólogo experto en Terapia Cognitivo-Conductual

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
También te recomendamos leer:

Deja un comentario

Desde PsyBilbo podemos y queremos ayudarte

Contacta ahora sin compromiso