Psicólogos en Bilbao PsyBilbo

Terapia psicológica para el insomnio

terapia insomnio

El insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes. Es frecuente que la primera vía para abordarlo desde la atención primaria o, nuestro médico de cabecera, sean los psicofármacos. Pero, ¿y si no queremos medicarnos para poder dormir? ¿Estamos condenados a no tener un sueño reparador? La respuesta sería: no. Podemos conseguir recuperar nuestro patrón de sueño mediante la terapia psicológica para el insomnio.

¿Qué son los trastornos del sueño?

Los trastornos del sueño son todas aquellas dificultades que encontramos para conciliar el sueño o permanecer dormido, problemas para permanecer despierto, problemas para mantener un horario regular de sueño o comportamientos inusuales durante el sueño.

El sueño tiene una función reparadora y ayuda a nuestro cuerpo a recuperarse del gasto de energía diario. Alrededor de un 32% de las personas afirman que se despierta con la sensación de haber tenido un sueño no reparador y un 35% finaliza el día muy cansado.

¿Puede mejorar mi sueño haciendo terapia?

A través de la psicoterapia se activan los recursos internos para conseguir la superación de las propias limitaciones, llegando a la consecución de los objetivos y que de esta forma se consiga una mayor calidad de vida.

Concretamente, la terapia cognitivo-conductual ha demostrado a través de los numerosos estudios científicos la alta evidencia en los trastornos del sueño. Nos ayuda a identificar los pensamientos disfuncionales que aparecen en la noche y no nos permiten conciliar o aparecen cuando nos desvelamos. Estos pensamientos se reemplazan por unos más funcionales, consiguiendo así el efecto deseado.

  ¿Qué son las neuronas espejo?

Asimismo, hay que decir que cuando aparece un trastorno del sueño nuestra estructura de la personalidad también nos está diciendo algo. Generalmente, pueden ser perfiles más preocupados, ansiosos o exigentes. Las principales causas de los trastornos del sueño son:

  • Trastornos psiquiátricos: ansiedad, depresión, trastorno bipolar, etc.
  • Trastornos médicos: cardiovasculares, respiratorios, neurológicos, gastrointestinales, urológicos, cáncer, reumatológicos, etc.
  • Trastornos del sueño: síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS), síndrome de piernas inquietas, trastorno del ritmo circadiano, parasomnias.

Consecuencias de la mala calidad del sueño

Los trastornos del sueño no son una patología en sí mismos, pero tienen consecuencias serias en la vida diaria. El insomnio está asociado son distintos trastornos de la salud física y mental, donde se ven afectados:

  • Atención sostenida intencional: la atención se vuelve variable e inestable y se incrementan los errores de omisión y comisión.
  • Enlentecimiento cognitivo.
  • El tiempo de reacción se prolonga.
  • La memoria de corto plazo y de trabajo disminuye.
  • Afecta la adquisición de tareas cognitivas (aprendizaje).
  • Toma de decisiones más arriesgadas.
  • El desempeño inicial de las tareas es bueno al inicio, pero se deteriora con las tareas de larga duración.
  • Alteración de la capacidad de juicio.
  • Disminución de la flexibilidad cognitiva.
  • Alteraciones del humor: irritabilidad, enfado.
  • Disminuye la autovigilancia y la autocrítica.
  • Fatiga excesiva y presencia de micro sueños involuntarios.

Trastornos del sueño más frecuentes:

  • Apnea del sueño: patrones anormales en la respiración durante la etapa de sueño, interrumpiéndose el sueño profundo.
  • Insomnio: dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido.
  • Parasomnias: pesadillas o terrores nocturnos.
  • Narcolepsia: somnolencia extrema o trastorno crónico del sueño durante el día.
  • Síndrome de las piernas inquietas o enfermedad de Willis-Ekbom: impulso de movilizar las piernas al tratar de dormir, así como sensaciones de hormigueo, ardor y comezón.
  • Trastorno de conducta del sueño REM.
  ¿No duermes bien? Consecuencias e Higiene del sueño

Tratamiento psicológico para trastornos del sueño

Desde la terapia psicológica, en el abordaje de los trastornos del sueño, se fomenta un cambio y desarrollo de una actitud o estilo de vida, realizando una evaluación y tratamiento personalizados que son beneficiosos para cualquier individuo.

Los psicofármacos son recomendables a un corto plazo para poder dormir. No obstante, no existen patologías que lo requieren y, pueden ser adecuados. Pero actualmente, existe una clara tendencia al alivio inmediato y es ahí donde se abusan de los medicamentos para poder dormir.

Si se tienen problemas para dormir a largo plazo, el tratamiento más indicado es la terapia cognitivo-conductual, pues trata las causas de fondo que han podido desarrollar este trastorno y nos a establecer patrones más sanos a través de:

  1. Psicoeducación en la higiene del sueño, la fisiología y su función.
  2. Control de estímulos y restricción del sueño.
  3. Control de la respiración y aplicación de técnicas para la relajación muscular progresiva.
  4. Reestructuración cognitiva e intención paradójica.
  5. Prevención de recaídas.

Diana Synelnyk

Psicóloga General Sanitaria

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
También te recomendamos leer:

Deja un comentario

Desde PsyBilbo podemos y queremos ayudarte

Contacta ahora sin compromiso