La vuelta al colegio con la COVID19

Vuelta al colegio

La vuelta al colegio siempre va acompañada por un torrente de emociones en los alumnos y también, en los padres. El inicio de curso del 2020 es un tanto distinto al resto de los años y plantea diferentes interrogantes y retos por la situación que atravesamos debido a la COVID19.

Es muy normal que las familias presenten muchas dudas sobre cómo se reanudarán las clases y si éstas serán seguras. Por tanto, al típico estrés del comienzo de curso, se le añade una serie de incertidumbres.

Nuestras emociones son las responsables de que podamos reaccionar ante los diferentes eventos que suceden en nuestra vida. Esto, no es algo distinto con el comienzo de las clases, por lo que este curso tendremos que prestarles especial atención.

Se necesita un periodo de adaptación

Es muy importante que ante cualquier cambio se permita un periodo de observación y adaptación ante la nueva situación. En lo que respecta a la educación, esto es necesario para poder aprender a ajustarse a las nuevas medidas de prevención de contagio en las aulas.

Tanto los niños y adolescentes, así como los padres, necesitan poder familiarizarse con las nuevas normas y las nuevas formas de enseñanza ya sean en formato presencial, semipresencial u online.

No debemos olvidar que el hecho de que el último trimestre escolar no se haya asistido a las clases de forma presencial, puede hacer que algunos niños o jóvenes puedan sufrir cierto miedo o ansiedad por el retorno.

Es necesario ir volviendo a la “normalidad”

La vuelta al colegio es totalmente necesaria y beneficiosa en lo que al desarrollo psicológico se refiere. Los niños y adolescentes necesitan socializar y poder desarrollar y poner a prueba sus habilidades sociales, cognitivas y emocionales. Esto les permite:

  • Desarrollar sus capacidades motrices
  • Desarrollar sus habilidades de comunicación oral y escrita
  • Poner en práctica la resolución de problemas
  • Ganar autoconfianza
  • Desarrollar la empatía
  • Fomentar su curiosidad o imaginación

Recomendaciones para el inicio de curso

Especialmente este año, hay que prestar atención a todas las señales que nos dan los niños o jóvenes y que puedan indicar que están experimentando algún tipo de malestar como es el estrés o la ansiedad.

Asimismo, no debemos olvidar que para los niños somos el espejo en el que se miran para aprender a resolver y manejar sus emociones. Por lo que se recomienda:

  • Responder a sus preguntas con información clara y adaptada a su edad
  • Aliviar sus miedos y angustias
  • Enseñarles las medidas de prevención
  • Planificar con tiempo sus nuevos horarios y rutinas

Dependiendo de la edad les debemos transmitir:

  • Niños de 0 a 6 años: lo más importante es transmitirles seguridad; los miedos de los niños están muy relacionados con el miedo de los padres. Se aconseja que delante de los niños, se pueda adoptar una postura de seguridad, incluso aunque no se tenga.
  • Niños de 6 a 12 años: tranquilizar sin negar la verdad; se debe hablar de ello y no negar las evidencias, así como enfatizar en los recursos que existen para evitar el contagio.
  • Preadolescentes y adolescentes: mostrar transparencia y dar información; explicarles nuestras sensaciones y preocupaciones, qué medidas deben adoptar por su seguridad y la del resto.

¿Qué ocurre si no quiere ir a la escuela?

Lo primero es poder averiguar cuál es el motivo por el que no quieren ir a la escuela. A través del diálogo y la escucha activa podemos llegar al origen de su preocupación, miedo o angustia. Es muy importante poder validar las emociones que experimentan y que sientan que son comprendidos.

En muchas ocasiones los niños o adolescentes necesitan compartir sus miedos y sentir que los adultos están ahí para protegerles o darles algún tipo de solución. Si aún con esto, existe una resistencia por empezar las clases, podemos charlar con ellos sobre las “obligaciones” que existen en la vida.

Del mismo modo, una vez sepamos qué preocupa a nuestros hijos, podemos dotarles de las estrategias necesarias para poder sentir mayor control sobre la situación. Y en caso de no saber cómo gestionar la situación, siempre está la opción de asistir a un profesional como es el psicólogo en busca de orientación.

No sabemos cuánto tiempo vamos a tener que vivir con el virus, por tanto, debemos aprender a convivir con él.

 

Diana Synelnyk

Psicóloga General Sanitaria

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *