terapia de pareja bilbao

¿Qué es la terapia de pareja?

Cuando nos embarcamos en una relación de pareja, y más si cabe si se decide vivir juntos, es inevitable que surjan diversos conflictos, los cuales, pueden ir desde pequeños roces de convivencia a temas más serios como pueden ser una toma de decisiones sobre situaciones vitales de la relación.

En el momento en el que surgen una serie de confrontaciones en la pareja, lo ideal no es evitar o escapar al conflicto sino una correcta colaboración a la hora de poner soluciones, que es esencial para que se construya una relación más sana y fuerte.

Habría que añadir que obviamente no todos los problemas son solucionables, pero generalmente los más comunes, suelen ser cuando uno de los miembros lleva a cabo una conducta que al otro no le gusta y éstos, habitualmente sí pueden tener solución.

Para ello, es necesario llevar a cabo un correcto planteamiento del problema en si donde mediante el abordaje psicológico se llegarán a negociaciones, búsqueda de soluciones creativas y una valoración del coste-beneficio.

Por lo que podríamos decir que en la terapia de pareja se trabajan un conjunto de estrategias psicológicas para enseñar a las parejas a mejorar su satisfacción conyugal.

Siendo su objetivo principal el de mejorar la calidad relacional y el nivel de bienestar en la pareja. Esto se consigue a través de un cambio de actitud, así como el desarrollo de habilidades comportamentales por parte de uno o ambos miembros de la relación.

¿Cómo saber si he de acudir a terapia de pareja?

Hay que tener en cuenta que la terapia de pareja es algo de dos y que ambos miembros han de estar dispuestos a trabajar de forma conjuntadentro y fuera de la terapia. Normalmente, es uno de los dos el que inicia el contacto con nuestro centro de Psicología en Bilbao para así poder realizar su demanda a nuestros psicólogos y comenzar el proceso de tratamiento.

No debemos obviar que algunas parejas acuden al psicólogo como último recurso y cuando la relación está muy deteriorada o dañada, por lo que tristemente, no se puede salvar la relación.

No obstante, cuando una pareja está en conflicto aparecen una serie de “señales” que nos lo permiten identificar. Éstas son el aviso de que, tal vez, necesitamos iniciar el contacto con un centro de psicólogos y pedir la ayuda de un profesional. Las señales son las siguientes:

  • Repetición de estrategias disfuncionales y culpa al otro.
  • Disminución de intercambios de conductas gratificantes, insatisfacción y aumento de interacciones aversivas.
  • Problemas de comunicación: entornos inadecuados, comunicación verbal no concuerda con la comunicación no verbal, ausencia de intimidad, etc.
  • Dificultades a la hora de cooperar: planteamiento de problemas, toma de decisiones y resolución de problemas.
  • Búsqueda de satisfacción fuera de la pareja.

¿Cómo se desarrollan las sesiones? ¿Son siempre conjuntas?

Comenzar una terapia implica estar dispuesto a realizar cambios en nuestro comportamiento personal, siendo éste el paso para poder lograr el bienestar tanto con uno mismo como con la pareja.

Por ello, en lo que al proceso de la terapia de parejas se refiere, se aborda desde una primera sesión inicial conjunta. Es aquí donde la cada uno de los miembros expondrá el motivo por el cual han decidido acudir a terapia.

Tras este primer contacto, se realizan de forma individual unas sesiones de evaluación, que están entorno a las dos o tres sesiones. Una vez realizada la evaluación se procede a tener una sesión conjunta donde el terapeuta realiza una devolución de los objetivos a trabajar tanto dentro de la pareja, como de forma individual.

¿Cuántas sesiones son necesarias? ¿Cuánto cuesta una sesión?

Tanto si se trata de una terapia individual o una de parejas, la duración siempre va a depender de los pacientes y el compromiso que adquieran con el proceso terapéutico. En ocasiones, basta tan solo unas sesiones para comprender el conflicto o como ponerle fin, y en otras, se requiere el desarrollo de varias sesiones individuales y conjuntas para para poder solucionar los problemas.

La duración de una sesión de pareja es de una 1 hora y 15 minutos teniendo un coste de 70€ en la modalidad presencial en nuestro centro en Bilbao y 50€ en la modalidad online. Como hemos mencionado anteriormente, las sesiones de pareja se complementan con las sesiones individuales que tienen una duración de una hora aproximadamente y con un coste de 50€ en la modalidad presencial y 40€ en la modalidad online. 

¿Qué pasa si no queremos o no conseguimos salvar la relación?

Aunque tenemos el concepto de que la terapia de parejas es siempre para intentar salvar la relación, en ocasiones, no es así y se acude para poder tener una ruptura lo menos dolorosa y conflictiva posible.

De esta manera, el objetivo estaría centrado en que a través de un mediador que es el psicólogo, la pareja pueda lograr una comunicación asertiva. Esto se consigue creando un espacio seguro en la consulta, donde ambos miembros puedan expresarse libremente y sin temores.

Llegados a este punto, el psicólogo mantiene un papel conciliador entre la pareja intentando que los requerimientos de ambos sean satisfechos en la medida de lo posible.

Una vez finalizado este proceso, en el caso de que uno de los miembros desee continuar con el tratamiento de la terapia individual, podrá hacerlo.

“En los problemas de pareja, ambos son parte del problema y parte de la solución”