terapia depresion

¿Qué es la depresión?

La depresión es uno de los trastornos del estado de ánimo con mayor prevalencia a nivel mundial, afectando a más de 300 millones de personas. Cuando se padece un trastorno depresivo éste interfiere por completo en el funcionamiento normal de todas las áreas vitales como laboral,escolar y familiar.

Se trata de una enfermedad en la que se experimenta una tristeza patológica que es intensa y duradera, y que normalmente está asociada a la pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa, falta de autoestima, trastornos del sueño o apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

En lo que respecta a sus causas encontramos factores genéticos, biológicos, ambientales y/o psicológicos. Además, la depresión puede comenzar a cualquier edad, siendo más común en la juventud o en adultos jóvenes. Así como es más frecuente en mujeres que en hombres. No debemos olvidar que se trata de un trastorno que genera un gran desgaste y sufrimiento, terminando en el peor de los casos con el suicidio.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

En cuanto a los síntomas de la depresión, hay que decir que no todas las personas experimentan los mismos y existen variaciones en cuanto a la gravedad, la frecuencia y la duración de estos. Los más frecuentes que encontramos son:

  • Sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad o vacío
  • Sentimientos de desesperanza y/o pesimismo
  • Sentimientos de culpa, inutilidad, y/o impotencia
  • Irritabilidad, inquietud
  • Pérdida de interés en las actividades o pasatiempos que antes disfrutaba, incluso las relaciones sexuales
  • Fatiga y falta de energía
  • Dificultad para concentrarse, recordar detalles y tomar decisiones
  • Insomnio, despertar temprano o dormir demasiado
  • Comer excesivamente o perdida de apetito
  • Pensamientos suicidas o intentos de suicidio
  • Dolores y malestares persistentes, dolores de cabeza, cólicos, problemas digestivos que no se alivian con tratamiento.

¿Cuáles son los diferentes tipos de depresión?

Existen varios tipos de depresión en relación a la gravedad de la sintomatología que lo acompaña:

  • Depresión leve: pocos o leves síntomas para cumplir el criterio diagnóstico, la intensidad de los mismos causa malestar pero es manejable. Los síntomas no producen un deterioro en el funcionamiento laboral, escolar o familiar y no precisa de medicación.
  • Depresión moderada: el número de síntomas, la intensidad y/o el deterioro funcional se encuentran entre los catalogados como “leve” y “grave”.
  • Depresión grave: el número de síntomas supera notablemente a los necesarios para hacer el diagnóstico.La intensidad de los síntomas genera un gran malestar, no siendo manejables e interfiriendo por completo en el funcionamiento laboral, escolar o familiar. Normalmente, se acompaña de un tratamiento farmacológico.

¿Qué tratamiento es efectivo para la depresión?

Lo más importante si se tiene la duda o la certeza de estar padeciendo un estado depresivo es acudir a la consulta de un profesional de la salud mental como un médico psiquiatra o un psicólogo.

Para el tratamiento de la depresión la psicoterapia es altamente eficaz, siendo la Terapia Cognitivo-Conductual hoy en día una de las más efectivas para tratarla. Mediante este enfoque, se reestructuran los patrones de pensamiento disfuncionales para promover estructuras de pensamiento más sanas y adaptativas. Del mismo modo, se enseñan estrategias de activación conductual para promover nuevos hábitos de comportamiento. De esta forma, la terapia ayuda a entender el origen del malestar ocasionado por el trastorno y poder obtener nuevos recursos y herramientas para afrontarlo.

Adicionalmente, y en casos que lo requieren, la depresión se trata con la medicación. El uso de los antidepresivos puede ser necesario en los casos graves para que el paciente pueda comenzar el proceso de recuperación y logre una estabilización del estado emocional más rápidamente. No obstante, no debemos olvidar que los antidepresivos son de lenta acción y su efecto comienza a notarse entorno a los dos o tres meses de su comienzo.

¿Cómo puedo ayudar a alguien que padece depresión?

En ocasiones cuando alguien padece depresión no tiene la voluntad o la energía para poder buscar ayuda y comenzar la terapia. En otras ocasiones, no son conscientes de la sintomatología o la gravedad de la situación, o incluso pueden llegar a negarla.

Es por ello que, si un ser querido tiene un trastorno depresivo, puede hablarle sobre su preocupación por su estado de salud mental, así como ofrecerle su ayuda para poder establecer un contacto con alguna consulta psicológica para que pueda iniciar su proceso de recuperación mediante la psicoterapia.

No obstante, existen algunos consejos que pueden ser útiles en dado momento:

  • Ofrecer apoyo, comprensión y paciencia.
  • Escuchar activamente y acompañar.
  • No ignorar los comentarios o señales de suicidio.
  • Invitar a caminar, pasear o alguna actividad.

¿Qué hacer si estoy deprimido?

Si está atravesando una situación difícil y se refleja en lo expuesto, puede ponerse en contacto con nuestro equipo de psicólogos situado en el centro de Bilbao donde podrá obtener una asistencia psicológica inmediata.

Mediante la primera sesión de contacto, podrá detallar su motivo de consulta, así como le explicaremos el funcionamiento de la terapia, concretamente en lo que se refiere al tratamiento para la depresión.