Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT): características y consecuencias

Trastorno por Estrés Postraumático

Características del Trastorno por Estrés Postraumático

El Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT) puede desencadenarse en cualquier momento de nuestra vida, aunque se considera que en la segunda década es cuando existe una mayor probabilidad. Observándose que a partir de los 50 años de edad su prevalencia disminuye y los casos de TEPT son muy poco comunes. Se estima que entre el 25% y el 75% de la población ha estado expuesta a un acontecimiento traumático como pueden ser: accidentes, heridas, muertes, agresiones o desastres naturales.

Dentro del TEPT debemos diferenciar diferentes aspectos:

– Momento del trauma:

Por un lado, en el momento del suceso traumático se experimenta un nivel de horror y miedo de intensidad muy elevada. Las reacciones que suelen acompañar dicho momento son:

  • La desorientación.
  • El aturdimiento.
  • El embotamiento afectivo.

– Reacción tras el trauma:

  • Alteraciones de la autorregulación de las emociones y del comportamiento.
  • Alteraciones de la memoria y de la atención.
  • Aparición de síntomas disociativos transitorios.
  • Alteraciones en la autoimagen y en el autoconcepto.
  • Creencias erróneas y alteraciones de la percepción del agresor.
  • Alteraciones en las relaciones interpersonales como dificultades de expresión emocional o incapacidad para confiar.
  • Trastornos somáticos, como dolor crónico, síntomas conversivos o disfunciones sexuales.
  • Alteraciones en el proyecto de vida con pérdida del sentido de la vida, desesperanza o indefensión.

– La reexperimentación del trauma:

La persona a través de imágenes, sueños, pensamientos o sensaciones revive el evento traumático. La más intensa es el flashback o callmemory donde las sensaciones que se experimentan son de elevada intensidad, como si el evento estuviera volviendo a suceder generando un gran malestar.

La reexperimentación suele tener un carácter recurrente, provocando un altísimo nivel del malestar en el paciente. Suele ir acompañada de un estado de ansiedad elevado que puede terminar en una crisis de angustia.

– Las conductas de evitación y escape:

Las conductas de evitación pueden estar en torno a cualquier estímulo que esté asociado con el suceso estresante. La experiencia traumática revivida condiciona el comportamiento del paciente, tanto es así que se refuerza el miedo a que el evento se vuelva a repetir.

El comportamiento de evitación se dará en relación a cualquier tipo de estímulo que haya podido estar asociado con el evento estresante y la persona realiza esfuerzos por evitar cualquier tipo de situación, actividad o lugar que pueda recordarle al trauma.

Las reacciones emocionales de embotamiento, desapego o desinterés harán que vaya alejándose paulatinamente de su actividad habitual, incluyéndose su participación en las actividades sociales.

Consecuencias del TEPT

Es frecuente que tras el suceso traumático, la persona realice una valoración negativa de sí misma, donde se percibirá como más vulnerable. De igual forma, puede haber una falsa percepción de peligro y una evaluación desfavorable de los recursos propios de los que se dispone para hacer frente a ello. Aquí entran en juego, el conjunto de creencias erróneas que se pueden desarrollar como consecuencia del trauma:

  • Creencias sobre uno mismo: “Soy una persona débil”, “No seré capaz de superarlo”, “Soy un inútil”.
  • Creencias sobre los demás: “No le importo a nadie”, “Los demás creerán que ha sido por mi culpa”, “No puedo confiar en nadie”.
  • Creencias sobre el trauma: “Soy el culpable de lo que ha sucedido”, “No volveré a ser el mismo”, “El futuro me asusta”.

Asimismo, este patrón de pensamientos produce una serie de consecuencias de seguridad a distintos niveles:

  • Conductual: La persona no se aproxima o evita lugares, personas, actividades relacionadas con el suceso.
  • Cognitivo: Se evita pensar sobre determinados aspectos del trauma.
  • Emocional: Evitación de las emociones negativas asociadas al trauma.

La evitación posibilita que la persona sienta cierto alivio del malestar, pero a su vez, esto le impide una correcta gestión del hecho traumático. Con lo que la evitación actúa como mantenimiento de las creencias distorsionadas que realiza el sujeto sobre el acontecimiento.

Tratamiento en TEPT

En lo que a la intervención en el TEPT se refiere, la línea de actuación estará dirigida en tres componentes generales:

  1. El entrenamiento en estrategias para la regulación de la activación asociada a las respuestas de miedo y ansiedad.
  2. Las estructuras cognitivas distorsionadas sobre la amenaza del trauma y sobre los recursos del propio sujeto.
  3. La exposición y reprocesamiento de los elementos traumáticos recordados.

Por lo que los objetivos serán:

  • Actuar sobre el condicionamiento del miedo y de la ansiedad asociados a los recuerdo traumáticos de manera que cuando la persona pueda hacer una aproximación al recuerdo del evento traumático, lo haga sin las reacciones de miedo intenso o ansiedad.
  • Restablecer la sensación de seguridad y control del paciente mediante valoraciones cognitivas ajustadas sobre el trauma y sobre los recursos que en el momento presente se requieren para hacer frente al día a día.
  • Restablecer el sentimiento de integridad personal para recuperar un nivel de actividad diaria normalizado.

Conclusión

El TEPT es uno de los trastornos de ansiedad que reflejan mayores índices de prevalencia. No obstante, tan solo el 25% de las personas que sufren un trauma acaban desarrollando el TEPT. Su característica principal es la exposición a un evento extremo que genera una respuesta de miedo y horror intensos. Y que tras su finalización, la persona desarrolla un complejo comportamental que va acompañado de reexperimentaciones, miedo, ansiedad, temores irracionales y conductas de evitación, entre otros.

El TEPT interfiere de forma significativa en la vida de la persona, por lo que si estás atravesando un momento difícil y no sabes como afrontarlo, puedes contactar con nuestro equipo de psicólogos expertos del gabinete de PsyBilbo en el centro de Bilbao o en la mediante la modalidad online.

Diana Synelnyk

Psicóloga General Sanitaria

2 Comments

  1. Ander O

    Como siempre, buen trabajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *