¿Qué es el Síndrome Premenstrual y cómo afecta?

síndrome premenstrual

Hace tiempo que ha comenzado a escucharse el llamado “Síndrome Premenstrual”, pero lo cierto es que ni todas las mujeres lo padecen, ni todas lo comparten. 

Se trata de un conjunto de síntomas tanto físicos como psicológicos que aparecen en las mujeres entre el día 1 y 14 antes del comienzo del período y que remiten con el comienzo de la menstruación.

En su última actualización el Manual Diagnóstico y Estadístico de  los Trastornos Mentales (DSM-5), incluyó dentro de la sección de los Trastornos Depresivos el famoso Trastorno Disfórico Premenstrual o lo que conocemos como el Síndrome Premenstrual (SPM). 

En líneas generales, viene a decir que las mujeres que experimentan el SPM refieren una sintomatología como consecuencia de su ciclo menstrual que se repite mes tras mes. Algunos de estos síntomas, interfieren en sus quehaceres diarios llegando a afectar al 30-40% de las mujeres en edad reproductiva. 

¿Qué es el Síndrome Premenstrual?

El SPM está formado por un conjunto de alteraciones emocionales y físicas que se dan antes del comienzo del periodo. Muchos de estos cambios, se suelen aceptar y no generan mayor molestia. Pero en algunas mujeres, generan cierto grado de malestar que repercute en sus actividades diarias, por lo que veamos cuáles son: 

  • Inestabilidad emocional (cambios de humor o sensibilidad acentuada)
  • Irritabilidad o enfado
  • Estado de ánimo deprimido o sentimientos de desesperanza
  • Ansiedad, tensión o sensación de nervios
  • Disminución de interés en las actividades habituales
  • Dificultad para la concentración
  • Fatigabilidad o falta de energía
  • Cambios en el apetito (disminución o aumento)
  • Hipersomnia o insomnio
  • Sensación de agobio o pérdida de control
  • Síntomas físicos como: dolor o tumefacción mamaria, dolor articular o muscular, sensación de “hinchazón” o aumento de peso, dolor de cabeza, estreñimiento, diarrea, etc.

¿Cuándo ocurre?

Normalmente, los síntomas comienzan a notarse en la segunda fase del ciclo menstrual, es decir, entre los días 14 y el 28, para desaparecer o atenuarse con el inicio de la menstruación. 

También hay que decir, que esto es algo relativo, ya que hay mujeres que no sufren este síndrome y las que lo hacen, sus síntomas pueden variar en lo que se refiere a intensidad, duración y frecuencia.  

¿Cuál es su causa?

Lo cierto es que a día de hoy se desconoce cuál es la causa exacta que induce a desarrollar los síntomas del Síndrome Premenstrual. 

Entre algunas de las hipótesis que se barajan, está el desajuste que se produce entre los estrógenos y la progesterona, produciéndose un aumento los primeros. Esto origina una retención de agua y sodio, un aumento de peso y un edema generalizado.

Además, no debemos olvidar el factor psicológico, y es que las mujeres que puedan encontrarse en situaciones emocionalmente complicadas (estrés, ansiedad), dejar de tomar la píldora anticonceptiva, el nacimiento de un bebé, pueden ser más susceptibles de padecer dicho síndrome. Lo que no implica que éste sea el responsable único de la sintomatología asociada al Síndrome Premenstrual.

Por lo tanto, lo que se puede decir hasta el momento, es que no existe una teoría que explique al cien por cien los síntomas derivados del SPM. Por suerte, no todas las mujeres lo padecen y si alguna vez se manifiesta, puede ser algo temporal. 

¿Cómo puedo saber si tengo el Síndrome Premenstrual?

Es algo muy sencillo:

  1. Durante 3 meses consecutivos anota la fecha en la que aparecen los síntomas. Registra cada día si tienes algún síntoma y cuál es la intensidad del mismo (puedes hacerlo con una escala de 0 a 10) hasta que comiences a menstruar.
  2. Anota el día que tengas el periodo, ahí cesas el registro, y continúas registrando de nuevo con el primer día libre de sangrado.
  3. Si al finalizar los meses de registro observas que los síntomas del SPM aparecen justo antes de la menstruación puede que padezcas el Síndrome Premenstrual.

¿Qué hacer si tengo el Síndrome Premenstrual?

Cuando comenzamos a desarrollar cierta sintomatología con cualquier tipo de enfermedad, trastorno o síndrome, lo más importante es poder conocernos. Realizar un análisis de cómo nos sentimos, qué cosas nos hacen “bien” y cuáles “mal”, es fundamental. No obstante, siempre hay algunos remedios universales que podemos seguir todas: 

1. Hábitos saludables

Una dieta equilibrada a base de verduras, frutas y baja en sal, evitando el exceso de agua que pueda contribuir a la retención de líquidos tan molesta. Toma de infusiones, como la manzanilla con propiedades analgésicas naturales. 

2. Suplementos

Puedes tomar ciertos suplementos o complejos vitamínicos, siempre que estén revisados por tu médico.

3. Descanso

La higiene del sueño, es fundamental. Realizar un correcto descanso durmiendo entre las 7-8 horas diarias recomendadas.

4. Ejercicio

La práctica de ciertos estiramientos puede ayudar a combatir la rigidez y los dolores musculares. Así como a reducir el estrés de nuestro organismo generando endorfinas. 

5. Relajación

El empleo de las distintas técnicas de relajación como yoga, mindfulness o respiración, nos ayudarán a tener el control sobre nuestro estado emocional desde una perspectiva más serena.

6. Reflexión

Realizar una lectura sobre cómo te sientes contigo misma, con tu familia, pareja o amigos, te ayudará a tomar conciencia de tu estado y así poder hacer algo con ello. 

Conclusión

Su aparición periódica es la que marca la distinción del SPM al de otras alteraciones. Tal y como se mencionaba en un principio, no todas las mujeres lo padecen. Algunas lo padecen de una forma muy suave, apenas imperceptible y, en otras, sus molestias pueden ser muy intensas. Generalmente, no existe tan solo una causa que motive a la aparición del SPM y que haga aparición en una etapa determinada de nuestra vida, no implica que pueda remitir más adelante. 

Es por ello, por lo que si crees que puedes padecer las molestias del Síndrome Premenstrual o lo sufres, puedes comenzar a realizar un trabajo introspectivo con la psicoterapia que te ofrecerá herramientas para poder manejar estas y otras molestias que puedan estar afectándote. No esperes más, contacta y pide una cita, nuestro equipo de psicólogos estará encantando de poder ayudarte.

 

Diana Synelnyk

Psicóloga General Sanitaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *