Psicólogo y coach: diferencias importantes

psicologo y coach

La figura del coach ha explotado como la pólvora y parece que tienen remedios para todos los problemas de los mortales. A pesar de ser una disciplina que deriva de la Psicología, el hecho de no necesitar de un título oficial para ejercer y que los que lo desempeñan realizan un formato muy parecido a las sesiones de psicoterapia, hace que muchos psicólogos lo vivan como intrusismo.

La identificación que se realiza de la Psicología con el trastorno o enfermedad mental, es lo que ha hecho que el coaching haya ganado muchos adeptos. La Psicología es una disciplina empírica que, por supuesto, trabaja las patologías mentales, así como los aspectos de desarrollo personal con la diferencia de que lo hace desde el profundo conocimiento y formación que tienen sobre los procesos internos del individuo.

Lo cierto es que cualquier persona que haya estudiado empresariales o diseño gráfico, puede hacer un curso de 140 horas obligatorias en la Asociación Española de Coaching (ASESCO), para así obtener el título de coach o “entrenador”, que viene a ser lo mismo.

Algunas certificaciones que se obtienen para ejercer el coaching provienen de entidades privadas, que no están debidamente reguladas. Motivo por el cual, muchos de ellos, no están debidamente formados. Es por ello, que realizaremos un análisis para determinar cuáles son las diferencias entre ambos y determinar a qué profesional referirnos en caso de duda.

¿Qué es un coach?

El coach es un experto en habilidades comunicativas que busca que su cliente sea capaz de descubrir sus objetivos en la vida. Realiza un acompañamiento y hace lo necesario para que sus objetivos sean alcanzados.

Aplican algunas bases teóricas de la Psicología, sin haber estudiado a fondo la conducta y los procesos mentales que tienen como base los psicólogos. Los coach siguen una metodología que se basa en sugerir y posibilitar la vida del cliente a partir de la conversación, pero no pudiendo intervenir directamente debido a que no están facultados para ello, ni tampoco conocen o están formados en dichos recursos.

¿Qué hace un coach?

  • Es un proceso de entrenamiento personalizado y confidencial mediante un gran conjunto de herramientas que ayudan a cubrir el vacío existente entre dónde una persona está ahora y dónde se desea estar.
  • Ayuda al desarrollo personal elevando la conciencia, generando responsabilidad y construyendo auto-confianza.
  • Es el arte para que la personas consigan lo mejor de sí mismas en todo aquello que deseen, mediante una relación continuada, se requiere un alto nivel de entrega y energía por ambas partes.
  • No es ninguna terapia ni proceso curativo de nada. No se trata de ningún asesoramiento psicológico.
  • Es una disciplina nueva que nos acerca al logro de objetivos permitiéndonos desarrollarnos personal y profesionalmente. Es una competencia que te ayuda a pensar diferente, a mejorar las comunicaciones que mantienes y profundizar en ti mismo.
  • Por lo general las personas acuden a la terapia para profundizar en algunos temas y al coach para moverse hacia sus objetivos y metas.
  • El coach trabaja pasando temas rápidamente, avanzando, no profundiza en ellos.
  • Un coach acompaña a su cliente en el diseño de futuro sin que el pasado limite al desarrollo.
  • En terapia se analiza el ¿por qué? de las cosas, en el Coaching se trabaja en el ¿por qué no?, incluso en el ¿para qué? de lo que quiere el cliente.
  • El coaching no atiende patologías ni enfermedades.

Mala prensa de ASESCO de la terapia psicológica:

  • La terapia se enfoca en lo que está mal, mientras el coach se enfoca en lo que se puede mejorar y desarrollar.

La terapia psicológica no se centra en lo que está “mal”, realiza un estudio profundo del sistema de creencias y de la estructura de la personalidad para poder entender el origen del motivo de la consulta, y así poder trabajar en formas más adaptativas y sanas de funcionamiento para la persona. Se centra en el auto-conocimiento desde el respeto y el no juicio.

  • El Coaching se centra en lo que deseas y es posible para ti, no se centra en lo que te pasó.

En muchas ocasiones, obviar el pasado solo nos lleva a cometer el mismo error o a sentirnos una y otra vez de la misma forma. Para muchas personas, trabajar su pasado implica poder resituarse en su presente, implica poder progresar. Cuando intentas caminar con una mochila muy grande (el pasado) es difícil avanzar. Una vez gestionado esto, es mucho más fácil poder centrarse en lo que  se desea y disfrutar de ello.

  • Una terapia psicoanalítica puede llevarte años, el Coaching puede durar sólo unas sesiones.

Hay que tener en cuenta que dentro de la Psicología existen distintos enfoques mediante los cuales se realiza la psicoterapia como: psicoanálisis, humanismo, gestalt, cognitivismo, conductismo, estructuralismo o funcionalismo. Dependiendo de cada corriente, la terapia tendrá una duración u otra. No se puede generalizar tan fácilmente que cualquier terapia implica “años” ya que eso va a depender de los objetivos planteados y del ritmo que marque la persona dentro del proceso. Pero lo que si es cierto, es que en la terapia, como en otros ámbitos, no existen las soluciones milagrosas.

  • Las personas acuden a la terapia para profundizar en algunos temas y al coach para moverse hacia sus objetivos y metas.

Es cierto que mediante la psicoterapia, por supuesto que se puede profundizar en los temas que traiga la persona al espacio terapéutico, pero ello no está reñido con la realización de un trabajo específico dirigido a unos objetivos o metas concretas. La labor del terapeuta, es también la de ayudar al paciente a conseguir sus objetivos y enseñarle o potenciar sus habilidades para conseguirlo.

La Psicología

La Psicología está centrada en el estudio de todos los aspectos que condicionan la mente humana. Un psicólogo o una psicóloga se caracteriza por haber estudiado la carrera universitaria de Psicología: Licenciatura (5 años) o el actual Grado (4 años). Más una posterior formación en diversos Máster.

Estudian de forma rigurosa y sistemática todas las cuestiones relacionadas con la psique del ser humano, el desarrollo de aptitudes, las técnicas y los métodos que permiten que una persona mejore en su ámbito y pueda lograr sus objetivos, tener un mayor conocimiento sobre su personalidad, pueda mejorar y sea más adaptativa la relación consigo mismo y con su entorno, etc.

Adicionalmente, para poder ejercer deben formar parte de un Colegio Oficial Profesional de Psicología donde se acogen a unos códigos éticos y deontológicos comunes a los profesionales del sector, que garantizan al cliente seguridad, compromiso y confidencialidad.

¿Qué hace un psicólogo?

  • Establece y reconoce la diferencia entre una persona que necesita un coaching o un tratamiento psicológico.
  • Como experto en conducta sabe cómo relacionar los pensamientos, las emociones y los comportamientos, y sabe de qué forma abordarlos.
  • Crean un espacio acogedor basado en el respeto, la no crítica y la confidencialidad que favorece la confianza y esperanza en el cambio.
  • Generan una alianza terapéutica que permite que la persona genere motivación hacia el proceso que va a ser clave para trabajar los aspectos disfuncionales.
  • Toda intervención tiene como fin el poder aliviar los malestares emocionales y propiciar el cambio conductual y cognitivo.
  • Crean estrategias para la modificación de conductas desadaptativas, creencias irracionales, emociones ilógicas, etc.
  • Busca la asimilación e integración de todo lo aprendido en la vida de la persona.
  • Está colegiado y posee un seguro de responsabilidad civil.
  • Se rige por el código deontológico.

Coaching e intrusismo

Para entender porque desde la Psicología se puede vivir el coaching como intrusismo, tal vez es fundamental comenzar porque la principal promoción que se realiza en relación al coaching es que es: para personas que no tienen problemas o trastornos mentales, sino que tienen problemas en su vida.

Algunas cuestiones aquí son:

  • ¿Desde cuándo la Psicología solo aborda los trastornos o enfermedades mentales?
  • ¿No habíamos superado el mito de psicólogo igual a enfermedad mental?
  • ¿Acaso las personas sin patología no acuden al psicólogo?
  • ¿Por qué existe esa permisividad para estigmatizar a los millones de personas que acuden al psicólogo afirmando que tienen un trastorno mental?

La Psicología tiene sus orígenes en la Filosofía, por lo que se trata de una disciplina que abarca siglos de conocimiento y contrastación empírica. Mientras que el coaching, a pesar de ser una disciplina que deriva de la Psicología, parece que trata de desacreditar la labor que realizan los psicólogos en la terapia y de fomentar la difusión de los mitos que giran entorno a ella.

La psicoterapia, además de intervenir en patologías en la función que les compete como psicólogos sanitarios, se centra y aborda multitud de quejas y problemáticas de tipo existencial. Concretamente, el ser humano una vez que tiene cubiertas sus necesidades básicas, su malestar proviene de otras fuentes más existenciales y del sentir emocional. Necesita encontrar un sentido a su vida, a lo que siente y piensa, y actuar en consonancia con todo ello.

El gran error reside en centrarse en que la Psicología solo se decida al ámbito sanitario y clínico. Cuando lo cierto es que la población “no clínica” acude en gran proporción a consulta para trabajar distintos aspectos de su vida. Y es en este punto donde el coaching, no tiene los conocimientos necesarios para realizar la distinción entre un problema sanitario o no, y por ello, puede estar en presencia de algo grave sin ser consciente.

Por último, en el life coaching es donde podemos ver más claramente la delgada línea que lo separa de la Psicología, puesto que está enfocado a trabajar cuestiones motivacionales o comportamentales que tienen que ver con la vida afectiva o emocional de la persona y/o con las decisiones que toma. No puede haber mayor solapamiento e intrusión. Por lo que, con este tipo de trabajo es importante poder escoger un “psicólogo coach” para no descuidar  nuestra salud mental.

Conclusión

A la hora de escoger cualquier tipo de profesional, ya sea un psicólogo o un coach, es muy importante poder contrastar y verificar su formación y experiencia, para así prevenir una posible mala praxis.

Desde el ejercicio de la Psicología y desde lo que trabajamos en la consulta de PsyBilbo, lo principal en cualquier tipo de conflicto o dificultad, es que la persona pueda conocer el origen del problema o malestar, no tan solo paliar los síntomas. Conocer lo que causa nuestro malestar, es la mayor herramienta de la que nos podemos nutrir y generar cambio en nuestra vida.

El peligro de las “pseudo terapias”, es que ganan muchos seguidores a día de hoy debido al gran reclamo de la inmediatez, de los cambios a la de ya. Pero hay que tener en cuenta que toda competencia o conocimiento que es llevada a cabo por un psicólogo tendrá un rango de transformación más profundo y de mayor duración que el realizado por un coach o un simple libro de autoayuda.

Ahora, la decisión es tuya.

Diana Synelnyk

Psicóloga General Sanitaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *