Psicólogos acoso escolar en Bilbao

Cualquier niño o adolescente puede ser víctima de acoso escolar. No existe un perfil determinado ni de víctima ni de acosador. En PsyBilbo somos especialistas en Bullying. Contacta ahora sin compromiso.

Primera consulta gratuita




    Responsable: Diana Synelnyk Synelnyk. Finalidad: para la correcta gestión y asesoramiento de los clientes. Legitimación: consentimiento del interesado. Destinatarios: solo se recogerán los datos estrictamente necesarios para la prestación de los servicios psicológicos por parte del profesional y éstos no se comunicarán a terceros, salvo en los supuestos legalmente establecidos. Derechos: acceso, rectificación y cancelación de los datos.

    ¿Qué es el acoso escolar o bullying?

    El acto de acoso o intimidación se caracteriza por ser un comportamiento agresivo, repetitivo, metódico y sistemático, que se produce durante un período de tiempo prolongado.

    El objetivo del acoso es intimidar, tiranizar, aislar, amenazar, insultar, amedrentar, someter emocional e intelectualmente a la víctima, es decir, controlarla a través del pensamientos y/o la acción y satisfacer su necesidad de controlar, dominar, agredir, y destruir a los demás.

    La víctima generalmente sufre en silencio y en soledad, no habla del problema, por miedo a la venganza, por vergüenza, por no saber a dónde o a quién acudir.

    ¿Dónde sucede la agresión?

    Las agresiones se manifiestan en los lugares donde no hay adultos, como el recreo, comedor, pasillos, baños, entre otros, y se suelen realizar sobre niños o niñas concretos, nunca a un grupo. Sin embargo, el agresor sí puede actuar en solitario o en grupo. Nadie debe subestimar el miedo que un niño, niña o adolescente intimidado puede llegar a sentir.

    Si quieres una cita no dudes en contactar con nosotros

    Tipos de acoso escolar ​

    Las agresiones que un acosador utiliza para intimidar a su víctima o acosado podemos clasificarlas en cuatro tipos: agresiones físicas, verbales, psicológicas y exclusión social. Normalmente se producen simultáneamente, no por separado.

    acoso escolar con agresiones físicas

    Agresiones físicas

    El objetivo puede ser atemorizar, acobardar, abatir al niño/a acosado mediante amenazas hacia su la integridad física. Los tipos de conductas que incluiríamos en este tipo de agresión serían:

    Agresiones verbales

    El objetivo es infravalorar, atacar la autoestima del niño/a acosado. Es el más habitual, ya que no necesita demasiada preparación ni apoyo por parte de los demás. Los tipos de conductas que incluiríamos serían:

    El objetivo es mermar, resquebrajar, apocar emocionalmente y psicológicamente al niño/a atacando su autoestima mediante el desprecio, trato indigno y la falta de respeto, aumentando así su temor, miedo y terror hacia el agresor, un grupo o el entorno donde se desarrollan estas agresiones. Los tipos de conductas que incluiríamos serían:

    bullying agresión verbal
    bullying exclusión social

    Exclusión social

    Su objetivo es bloquear socialmente al acosado o la víctima. Todas las conductas que ejerce el acosador buscan el aislamiento social y la marginación de su víctima. Los tipos de conductas que encontramos son:

    • Exclusión de un grupo-exclusión social.
    • Ruptura de la comunicación e interrelación con su red social.
    • Distorsión de la imagen del niño o niña, presentando una imagen negativa, distorsionada y cargada negativamente de él o ella frente al resto del grupo como alguien flojo, indigno, débil, indefenso, etc.
    • Manipulación social, pretendiendo que la víctima realice acciones contra su voluntad.
    • Coacción.

    Si necesitas ayuda, contacta con nosotros

    ¿Cómo afecta el acoso escolar?

    Los niños y niñas que son intimidados con frecuencia no saben cómo responder a un comportamiento agresivo. Luchan contra las humillaciones y piensan que la escuela es un lugar inseguro y angustiante.

    El acoso les puede afectar en su trabajo escolar, su asistencia a la escuela, física, emocional y mentalmente, siendo más vulnerables a padecer problemas como depresión y trastornos del ánimo a medida que crecen y, en algunas ocasiones, conducir a represalias.

    Al igual que otras formas de maltrato psicológico, deja secuelas por estrés postraumático. Pueden desarrollar modificaciones en su comportamiento diario y rutinario como insomnio, pérdida de apetito, ataques de ira, etc.

    Es común que el niño víctima viva aterrorizado con la idea de asistir a la escuela y, por ello, intenta aparentar estar enfermo o pueden aparecer síntomas psicosomáticos como vómitos, dolores abdominales o de cabeza sin causa aparente y mostrarse muy nervioso, triste y solitario en su vida cotidiana.

    También se desarrollan modificaciones como la pérdida y destrucción de su autoestima, llegando a estados depresivos o de permanente ansiedad social al generarse situaciones de inadaptación, y de índole escolar y cognitivo, al observarse una disminución del rendimiento académico.

    Es muy importante que padres y madres estén muy atentos a cualquier cambio de actitud, comportamiento o conducta con respeto a su rutina diaria. Algunas de los indicadores pueden ser:

    • Presencia de lesiones físicas.
    • Pérdida o rotura de pertenencias.
    • Llanto inmotivado y frecuente.
    • Cambios de humor muy acusados.
    • Tristeza o síntomas de depresión.
    • Pasar mucho tiempo sólo y no salir con amigos.
    • El aumento de la pasividad o la retirada.
    • Cambio repentino en la forma en que el niño habla llamándose a sí mismo un perdedor o llamando idiota a un ex amigo.
    • Descenso en su rendimiento escolar.
    • Miedo a ir al centro, o poner excusas para faltar de forma recurrente.

    Tratamiento para el acoso escolar en Bilbao

    Terapias de psicología en Bilbao

    Psicólogos acoso escolar en Bilbao

    Contacta ahora sin compromiso




      Responsable: Diana Synelnyk Synelnyk. Finalidad: para la correcta gestión y asesoramiento de los clientes. Legitimación: consentimiento del interesado. Destinatarios: solo se recogerán los datos estrictamente necesarios para la prestación de los servicios psicológicos por parte del profesional y éstos no se comunicarán a terceros, salvo en los supuestos legalmente establecidos. Derechos: acceso, rectificación y cancelación de los datos.