Características del Trastorno Orgásmico Femenino

trastorno orgasmico femenino

¿Qué es el trastorno Orgásmico Femenino?

En el Trastorno Orgásmico Femenino se presenta una dificultad para experimentar el orgasmo o existe una marcada disminución en la intensidad de las sensaciones orgásmicas de la mujer.

En el orgasmo existe una amplia variabilidad en el tipo e intensidad de esta estimulación, por ello, las descripciones subjetivas del orgasmo son muy variadas. Es decir, se experimenta de manera muy distinta en diferentes mujeres, y a la vez, en la misma mujer, de manera distinta en diferentes ocasiones.

Características

Para que se pueda establecer un diagnóstico de trastorno orgásmico, los síntomas que lo acompañan deben experimentarse en todas o en casi todas las ocasiones de la actividad sexual y con una duración mínima de 6 meses.

Además, para el diagnóstico del mismo, el trastorno orgásmico femenino debe producir un malestar clínicamente significativo, dicho de otra manera, repercute interfiriendo en la vida de la persona a nivel personal, social, o incluso laboral.

Además, hay que tener en cuenta que un gran porcentaje de las mujeres necesita de la estimulación del clítoris para poder alcanzar el orgasmo, y la proporción de mujeres que siempre experimenta un orgasmo durante el coito peneano-vaginal es relativamente baja. Por tanto, una mujer que experimente orgasmo mediante estimulación del clítoris pero no durante el coito, no estaría dentro de lo que llamamos un trastorno orgásmico.

Otros datos de interés

No debemos olvidar que el sexo está muy ligado a la cultura y la ausencia de orgasmo en las mujeres no se considera una problema en determinados contextos culturales. De igual modo, existe una gran variabilidad en cuanto al grado de importancia que tiene el orgasmo para las mujeres en cuanto a satisfacción sexual se refiere.

Si sufres un trastorno orgásmico femenino, desde nuestro gabinete de PsyBilbo, te ofrecemos la posibilidad de poner solución al malestar que pueda estar provocando en tu día a día.

 

Diana Synelnyk

Psicóloga General Sanitaria

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *