Tristeza o depresión, ¿cuál es la diferencia?

depresion

En muchas ocasiones nos sentimos confusos a la hora de diferenciar la tristeza y la depresión y esto es debido a que ambas comparten numerosos síntomas.

La tristeza es un estado natural que solemos experimentar en diversas ocasiones y que tiende a desaparecer con el tiempo pero en caso contrario puede provocar lo que conocemos como la depresión. La diferencia entre ambas es fundamental para saber cómo afrontar lo que te está ocurriendo, para así poder poner solución a tu problema. Por ello, comenzaremos a desarrollar las características de cada una:

¿Qué es la tristeza?

La tristeza es una de las emociones más básicas del ser humano. Como hemos mencionado anteriormente, es un estado natural que nos invade en repetidas ocasiones y que suele desaparecer tras un tiempo.

Los motivos que la originan son de diversa índole, desde la decepción que sentimos cuando nuestras expectativas no se ven cumplidas, hasta situaciones dolorosas en las que sufrimos la pérdida de un ser querido.

Pero no todo lo que rodea a la tristeza son aspectos negativos, y es que ésta cumple una función adaptativa esencial que nos permite pedir ayuda. El individuo no sobrevive solo, necesita del grupo. Las respuestas de consuelo que recibe por parte de éste, fomentan nuestros vínculos afectivos y así recuperamos los que se habían perdido o enfriado. Además, la tristeza aleja la ira de los otros y evita que se establezcan situaciones de conflicto.

Estar triste sirve también para realizar una reflexión y escucha interna sobre lo que está ocurriendo en nuestra vida. De esta forma realizando una introspección, llegaremos a un mayor autoconocimiento que nos guiará hacia el camino para recuperar el bienestar perdido.

¿Qué es la depresión?

Cuando un trastorno depresivo aparece en nuestra vida interfiere por completo en nuestro funcionamiento normal y altera nuestro desempeño. Se trata de una enfermedad en la que se experimenta una tristeza patológica que es intensa y duradera, y que está asociada a otros síntomas.

En cuanto a sus causas, existen muchas incluyendo los factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos. Además, la depresión puede comenzar a cualquier edad, pero es más común en la juventud o en adultos jóvenes. Así como es más frecuente en mujeres que en hombres.

En cuanto a los síntomas de la depresión, hay que decir que no todas las personas experimentan los mismos y existen variaciones en cuanto a la gravedad, la frecuencia y la duración de los mismos. Los más frecuentes son:

  • Sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad o vacío
  • Sentimientos de desesperanza y/o pesimismo
  • Sentimientos de culpa, inutilidad, y/o impotencia
  • Irritabilidad, inquietud
  • Pérdida de interés en las actividades o pasatiempos que antes disfrutaba, incluso las relaciones sexuales
  • Fatiga y falta de energía
  • Dificultad para concentrarse, recordar detalles y tomar decisiones
  • Insomnio, despertar temprano o dormir demasiado
  • Comer excesivamente o perdida de apetito
  • Pensamientos suicidas o intentos de suicidio
  • Dolores y malestares persistentes, dolores de cabeza, cólicos, problemas digestivos que no se alivian con tratamiento

Como hemos podido observar la depresión es una enfermedad común, pero grave y que la mayoría de las personas que la padecen necesitan un tratamiento para poder superarla. Las investigaciones realizadas a lo largo de los años por el National Institute of Mental Health afirman que incluso en los casos más graves es posible mejorar con una adecuada psicoterapia y medicación.

Conclusión

A modo de resumen, podríamos decir que la tristeza se define más como un estado pasajero y natural del ser humano, mientras que la depresión es una enfermedad donde se experimenta un grado de tristeza patológica que puede llegar a ser incapacitante para el que la padece.

En nuestro gabinete de psicólogos de Abando, en Bilbao, podemos ayudarte. No dudes en contactar con nosotros.

Diana Synelnyk

Psicóloga General Sanitaria

One Comment

  1. […] consecuencias de las compras compulsivas son normalmente sentimientos de tristeza, de culpa o enfado con uno mismo. Además, sin olvidar que esto puede afectar también a nivel […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *