El Síndrome de Ulises: el estrés crónico y múltiple en el emigrante

sindrome de ulises

En la actualidad, el proceso migratorio es un asunto que está a la orden del día. Siempre ha sido algo que se ha dado, pero desde hace unos pocos años, se ha intensificado en ciertos países debido en gran medida al impacto sufrido por la crisis económica.

Cuando se habla de emigración, estamos ante una situación que es más compleja de lo que parece (centrándonos en este caso en el ámbito psicológico, emocional y físico). El proceso en sí, ha sido y es clave para el desarrollo de las sociedades actuales, debido a que el mundo en general, ha evolucionado gracias a la diversidad de personas de lugares y culturas diferentes. Dichas personas, han aportado pensamientos, avances, creencias, valores, inventos, etc.

A la vista está entonces lo beneficioso de la migración en cuanto al progreso global se refiere, pero si vamos más a la complejidad del asunto, es decir, a la individualidad del sujeto, vemos que este proceso es en muchas ocasiones algo que se hace duro y cuesta arriba. Las razones que la persona emigrante pueda tener para trasladarse a otro lugar son variadas, según el caso en particular, pero los factores desencadenantes del estrés crónico y múltiple así como la sintomatología que suele padecer el expatriado, guardan una estrecha relación en muchos de los casos.

Síndrome, factores y sintomatología

Dicho esto, a esta problemática que puede sufrir el emigrante se la conoce con el nombre del Síndrome de Ulises. Su denominación, está inspirada en el héroe de la mitología griega quién vivió numerosas adversidades y peligros distanciado de sus seres queridos.

Los factores del síndrome de Ulises

  • La separación familiar y de seres queridos, lo cual conlleva a un duelo relacionado con los vínculos, el apego y el dolor producido por las separaciones junto con la soledad forzada también.
  • Miedo al fracaso, vinculado con la posibilidad de no cumplir el proyecto pensado y añadiéndole además la soledad mencionada anteriormente.
  • La lucha por sobrevivir, en el sentido del miedo a ser expulsado del país o el no encajar.
  • Otros factores estresantes comunes a mencionar son el cambio de lengua, cultura, costumbres, climatología, etc.

           

Otros factores que hacen que éstos sean potenciados
  • Multiplicidad: no es lo mismo padecer uno que muchos factores estresantes, ya que se potencian.
  • Cronicidad: no es igual padecer una situación de estrés unos días o semanas que durante meses o años. El estrés tiene carácter acumulativo.
  • La intensidad o relevancia de los factores estresantes
  • La ausencia de sensación de control: si se tiene estrés pero se sabe cómo ponerle fin no es lo mismo que si no.
  • La ausencia de apoyo social: si no se tiene una red de ayuda, los factores estresantes pueden ser más intensos.

 

Sintomatología

En cuanto a la sintomatología presente en las personas que padecen este síndrome, podemos rescatar las que se dan con más frecuencia que serían las siguientes:

  • Tristeza
  • Llanto y gemidos
  • Sentimientos de culpa
  • Nerviosismo, tensión
  • Preocupaciones intrusivas y recurrentes: los inmigrantes en muchas ocasiones tienen que tomar muchas e importantes decisiones, lo cual conlleva una enorme tensión.
  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Síntomas psicosomáticos: como dolores de cabeza, fatigabilidad, molestias abdominales, etc.

 

Recomendaciones

Visto qué es el síndrome, y qué factores y síntomas lo conforman y acompañan, comentaremos una serie de recomendaciones a seguir antes y durante la migración:

  • Dentro del proceso de preparación para la migración, sería idóneo informarse acerca de los aspectos de tipo legal, cultural, restricciones…del lugar a donde se va, y por otra parte, conocer los procesos emocionales a los que se puede estar sometido. Trazar un plan detallado, con tiempos y pautas concretas es conveniente.
  • Documentarse sobre la realidad sociocultural ante la que nos podemos encontrar, en clave de estatus económico, social, cultural, creencias y valores de su sociedad, etc.
  • El apoyo de grupos sociales de personas de la misma zona de origen, ayudaría en el proceso de asimilación. Esto se debe a que el recorrido a llevar a cabo por la persona que migra, se hace más llevadero porque la colaboración facilita la adaptación al entorno en general.

 

Conclusión

Para ir finalizando, decir que emigrar, es un proceso lleno de mucha carga psicológica y emocional, debido a todas las decisiones importantes que hay que tomar y las consecuencias que éstas acarrean. Estas elecciones vitales, hacen que puedan surgir numerosos conflictos internos de entre los que hay que destacar los miedos como la soledad, y los duelos asociados a la marcha del lugar de origen y en definitiva de todo lo que se deja atrás.

Generalmente, hay que partir de que el ser humano es altamente adaptable a los cambios, y que los miedos que surgen son totalmente normales debido a que se van a sufrir grandes cambios. Por lo tanto, poco a poco alcanzarán el bienestar en su nueva vida lejos de su lugar de origen y se enriquecerán de esta nueva experiencia. Pero si por cualquier cosa al principio surgen dificultades, aquí se ha expuesto lo que puede estar padeciendo la persona expatriada.

Si necesitas ayuda, puede que te interese documentarte sobre los beneficios de la terapia online y cómo puede ayudarte.

Diana Synelnyk Synelnyk

Psicóloga experta en Terapia Cognitivo-Conductual

 

 

2 comments on “El Síndrome de Ulises: el estrés crónico y múltiple en el emigrante

  1. Gerard Villaret dice:

    La solución a todo eso es el deporte. 👍🏼 Física – mental – espiritual

    1. Lucia dice:

      Depende de las personas, yo emigre hace un año medio y he sufrido todo lo que el articulo dice. Me refugie en el deporte y no me sirvio asi que tuve que buscar ayuda. La psicologia deberia ser una asignatura en los colegios! Gracias a esto mucho mejor…pero en el proceso no nos digais haced deporte o tomaos un gin tonic y todo solucionado….ojala fuera tan facil. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *