Parejas en conflicto: 10 errores cognitivos

errores cognitivos

Como en toda relación interpersonal, hay alguna que otra vez que van a surgir conflictos. Es algo que es una realidad, y por lo tanto innegable, ya que cada persona tiene diferentes personalidades y por consiguiente, distintas creencias en cuanto a cómo ver el mundo, las relaciones, reglas, etc.

Desde la experiencia en terapia, una de las áreas de vida en dónde es más común que aparezcan discrepancias es en la pareja. El por qué se dan, entre otras cosas, es por diversos aspectos disfuncionales, de los que muchos de ellos describiremos y explicaremos en artículos posteriores.

Errores cognitivos

Dicho esto, hoy nos centraremos de nuevo en los errores cognitivos. No vamos a repetirnos cuáles son, ya que lo vimos en un artículo anterior, pero sí que vamos a enumerar y explicar cuáles se dan en la pareja, para que de alguna forma seamos conscientes de ellos y por lo tanto, podamos detectarlos y cambiarlos en la medida de lo posible.

Vamos a ello:

  1. Visión Restringida:

    Se centran en algún detalle negativo, ignorando otras características positivas más representativas de la situación, y se conceptualiza toda la experiencia como negativa (Ej. “No le gustó la cena que preparé, comentó que la sopa estaba demasiado caliente”).

  2. Sobregeneralización:

    Uno o dos incidentes aislados sirven para formular declaraciones/reglas globales (Ej. Si muestra cierta falta de respeto… “nunca es respetuoso/a”).

  3. Extremismo:

    Una experiencia es percibida bajo un prisma que la exagera (Ej. “Como mi pareja me ha mentido, ya no podré confiar nunca más en ella/él”) y/o la tremendiza (Ej. “No puedo soportar que no esté de acuerdo conmigo”).

  4. Personalización:

    Cuando nos consideramos los causantes del estado de ánimo o del comportamiento de nuestra pareja, aún sin datos para llegar a esa conclusión (Ej. “Seguro que está de mal humor porque no le llamé al trabajo como es mi costumbre”).

  5. Pensamiento Polarizado (absolutista o dicotómico):

    Tendencia a clasificar todas las experiencias según categorías extremas, todo lo que es menos que lo más deseable, se vive como indeseable (Ej. “Si no es blanco/es negro, todo/nada, si no es un santo/es que es un sinvergüenza…”).

  6. Etiquetaje Negativo:

    Consiste en definir a la pareja (y a uno mismo) con un término peyorativo y globalizador, cuando emite una conducta que no nos ha gustado (Ej. “Es un egoísta, sigue mirando el fútbol en vez de atenderme cuando le hablo”).

  7. Explicación Sesgada o prejuiciosa:

    Especialmente en situaciones de conflicto se tiende a suponer que existen motivos desconocidos e interesados para que el otro actúe de la forma en que lo hace (Ej. “Si está simpático con mi hermana, es porque se la quiere ligar”), o que ello es causa de un rasgo estable de su carácter (Ej. “Es un seductor compulsivo”).

  8. Interpretación del Pensamiento:

    Convicción de saber qué está pensando el otro y atribuirle pensamientos o motivos indignos (Ej. “Esa mirada quiere decir que no se cree nada de lo que le digo”) o mantener una expectativa de clarividencia por parte del cónyuge (“Debería saber que estoy agotada y que no deseo salir a cenar fuera de casa”).

  9. Razonamiento Emocional:

    Si siento una emoción negativa, alguien es el causante de ella (Ej. “Si estoy ansioso es porque ha sido desconsiderado conmigo”; “Si estoy triste es porque no me quiere”).

  10. Debería:

    Nos autoimponemos obligaciones o se juzga la conducta del otro. (Ej. “Ella ya debería saber que la carne me gusta poco hecha”; “Tengo que estar siempre detrás suyo, o nunca hará lo que debe”.)

Para ir finalizando, me atrevería a decir que según los hayáis ido leyendo habrá algunos que veis característicos en cada uno/a. Ahora que los tenéis, sed conscientes de ellos y así podréis id cambiándolos solos o con nuestra ayuda desde PsyBilbo.

Como bien hemos comentado, problemas a lo largo de nuestra relación van a haber y por ello, nunca debemos olvidar que una vez se presenta el conflicto, siempre es idóneo llevar a cabo una negociación que permita (si es posible) solucionar el problema y desde PsyBilbo, te ayudamos.

Javier Arza Magra

Psicólogo experto en Terapia Cognitivo-Conductual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *