¡No sin mi móvil! ¿Tengo una adicción?

psicólogos bilbao

Tal y como hemos hablado en anteriores ocasiones, no es necesaria de una sustancia química para sufrir una adicción. En nuestro repertorio conductual, hay muchos comportamientos que pueden parecer inofensivos como utilizar nuestro teléfono móvil para comprar por Internet, jugar online, chatear, etc. que si no tenemos cuidado con ellos, pueden derivar en una adicción. Por lo que si te identificas con la frase: ¡No sin mi móvil! Este artículo es para ti.

Las nuevas tecnologías en nuestro día a día

Las nuevas tecnologías hacen que nos encontremos en continuo contacto con todos y estemos a un solo click de estar conectado con la persona deseada en un segundo. Para esto, los smartphones o teléfonos inteligentes, nos sirven de canal para enviar y recibir correos, hacer fotos o vídeos, utilizar la calculadora, programar nuestra agenda… y un sinfín de más cosas.

Una encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística en el año 2017 afirma que el 84,6% de la población entre 16 y 74 años han usado internet (vía teléfonos móviles, tablets, portátiles, ordenadores, etc.) en los últimos tres meses y que el 69% de la población realiza un uso diario.

Características de la dependencia al móvil

Pero, ¿cuáles son las características de estar sufriendo una adicción al móvil? Te dejamos algunas claves:

  • Sentir ansiedad, cuando no podemos utilizar el teléfono móvil bien sea porque no hay cobertura, nos hemos quedado sin batería o las normas sociales no nos lo permiten, como en la consulta del médico.
  • Permanecer “conectados” de noche, hasta altas hora de la madrugada dificultando el correcto ciclo del sueño.
  • Realizar un uso peligroso del teléfono como cuando se está conduciendo.
  • Cuando existe ansiedad en las comunicaciones cara a cara y se recurre al móvil para mantener contactos o resolver situaciones más delicadas.
  • Altos gastos económicos en facturas o cambios continuos de dispositivos más modernos y actuales.
  • Cuando el uso del dispositivo interfiere en las diferentes actividades que realizamos durante el día.
  • Cuando estamos en la compañía de otra persona y nos está impidiendo un flujo adecuado de comunicación.

Prevención

Una vez que hemos analizado cuáles son las características de una adicción, ahora hablaremos sobre las cosas que podemos hacer para no tener que llegar a este punto, es decir, la prevención:

  • Hacer un uso responsable y controlado del teléfono móvil.
  • Realizar una valoración sobre las ventajas y los riesgos de su uso.
  • Utilizar herramientas para el autocontrol en relación al uso, nos pueden servir preguntas como: ¿es necesario que lo vuelva a comprobar?
  • Desconectar el dispositivo o ponerlo en silencio cuando estamos realizando alguna tarea, disfrutamos de algo o cuando dormimos.
  • No descuidar las interacciones sociales directas por el mal uso o abuso del móvil.

Si crees que tienes una adicción al teléfono móvil y necesitas ayuda, contacta con nuestro equipo de psicólogos y estaremos encantados de poder ayudarte.

Diana Synelnyk Synelnyk

Psicóloga experta en Terapia Cognitivo-Conductual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *