La importancia de expresar bien lo negativo

expresar lo negativo

En el artículo de hoy, volvemos al terreno de la pareja y lo hacemos con una serie de pautas a la hora de expresar correctamente sentimientos negativos. Esto, va muy de la mano junto con otro artículo que vimos hace unos meses y que trataba el cómo plantear y solucionar problemas en la relación. Por lo tanto, es importante tener en mente ambas cosas, ya que, nos puede resultar práctico a la hora de abordar conflictos y expresar emociones.

Mencionado lo anterior, ¿por qué es necesario expresar lo negativo? ¿de qué manera es apropiado y de cuál no? ¿cómo llevarlo a cabo? A todas estas preguntas le daremos respuesta a continuación:

¿Por qué?

Como venimos diciendo en muchos artículos, lo emocional (tanto positivo como negativo) hay que permitírselo. Es necesario conectar con ello y ser conscientes de qué serie de pensamientos o creencias tenemos acerca de lo que recibimos del exterior, en este caso en concreto nuestra pareja.

Por ello, evitad reprimir emociones ya que, si no, saldrán de manera fea en un futuro. Acordaos que la pasividad comunicacional acarrea malestares, así como un impacto negativo en nuestra autoestima. Y, por último, recordad que la clave para expresar sentimientos y emociones está en la asertividad  y si se hace con respeto, todo puede ir bien y ser más sano.

Apropiado vs. Inapropiado

Habiendo dejado claro que los sentimientos negativos son tan importantes como los positivos y que si encima, expresándolos adecuadamente pueden aportar cambios constructivos a la relación, vamos a ver un cuadro comparativo de cuáles son las formas de expresión correctas y cuáles no:

¿Cómo ponerlo en práctica?

Teniendo el por qué y sabiendo de qué manera son apropiadas o no las formas de expresión, lo último que nos queda de la ecuación es el cómo. Veámoslo:

  1. Busca el momento y lugar más idóneo para captar su atención, o pide permiso.
  2. Describe con claridad (confiesa) el sentimiento negativo que experimenta.
  3. Di claramente qué de la conducta de tu compañero te ha producido malestar (qué ha dicho, cómo lo ha hecho, dónde…) y por qué.
  4. Haz una petición para mejorar la situación y tus sentimientos, pidiéndole a tu pareja un cambio:
  • Un cambio (actual o futuro) en sus palabras o en su conducta
  • Ayuda para resolver un problema
  • Tiempo para llegar a un acuerdo, compromiso, clarificación…

Recalcar que no os preocupéis si al principio veis esto de forma fría y artificial, sobre todo si no sois de expresar. Practicando con asiduidad, notareis como cada vez os sale de forma más cómoda y natural.

Conclusión

Para ir finalizando, me gustaría remarcar rápidamente los tres aspectos fundamentales que hemos visto, que son la expresión como derecho personal de todos, conocer la manera correcta vs. incorrecta y poner en práctica las pautas a seguir.

Por último, recordaros que en el gabinete PsyBilbo no sólo nos enfocamos en terapias individuales, sino que tenemos un espacio reservado para trabajar las dinámicas de pareja y que así, podáis alcanzar el mayor bienestar posible en vuestra relación.

Javier Arza Psicólogo

Psicólogo experto en Terapia Cognitivo-Conductual

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *