El Eneagrama: ¿Qué número eres tú?

eneagrama

En una terapia psicológica, la forma de ser o la personalidad es la piedra angular sobre la que gira todo el proceso. A través de nuestro Yo, nos relacionamos con el mundo exterior, y dicho Yo, está compuesto por un amplio sistema de creencias que va desde como nos vemos a nosotros mismos hasta como vemos a los demás, cuáles son nuestras reglas, valores, etc. Este mapa de creencias (como bien hemos visto en artículos anteriores) lo vamos adquiriendo a través de diferentes grupos como familia, amigos, experiencias propias… y dependiendo de su adecuación, hará que funcionemos mejor o peor.

Dicho esto, conocer la propia personalidad de uno es un trabajo arduo y largo, ya que hay que indagar en la historia de vida de la persona para luego poder elaborar el que sería su perfil. Pero aunque sea algo complejo, es esencial, ya que en el autoconocimiento está la llave para potenciar nuestro Yo y así alcanzar un buen desarrollo personal.

Existen multitud de metodologías para evaluar y trabajar en la forma de ser de la persona, pero hace ya un tiempo, vi un sistema el cual me llamó la atención y que creo que es acertado a la par que interesante, y por lo tanto, me gustaría dar ciertas pinceladas sobre él a continuación.

El Eneagrama

Se trata de un sistema de clasificación de la personalidad, en el cuál, se describen nueve tipos de forma de ser asociados a números. Para más comprensión, vamos a ver a continuación la figura usada en este sistema:

Viendo el dibujo, se parte de la premisa de que cada persona tiene una personalidad estable la cual, está asociada a uno de los números ahí expuestos. Cada número tiene sus luces y sus sombras, y la idea es descubrir el número que tiene cada sujeto para más tarde potenciar las cualidades de éste.

También, se puede apreciar en la figura como hay una serie de flechas que tienden a ir de un número a otro. Esto es porque aun teniendo un Yo estable, cada personalidad puede tender tanto a los defectos como a las potencialidades de diversos números. Obviamente, todo es mucho más complejo que lo expuesto en estas líneas, pero la idea de este artículo es mostrar brevemente el concepto de este sistema.

Dicho esto, veamos que personalidad está asociada a cada número:

El Perfeccionista

Se tratan de personas críticas consigo mismo y con los demás. Están convencidos de que hay un modo correcto de actuar y se sienten éticamente superiores a los demás. Vacilan a la hora de actuar por miedo a equivocarse y utilizan con frecuencia las palabras debería y tengo que.

Los Unos potenciados, pueden ser héroes morales críticamente astutos.

El Que Da

Son personas que exigen aprobación y afecto. Buscan ser amados y apreciados volviéndose indispensables para otras personas. Suelen estar entregados a satisfacer las necesidades de los demás. Pueden llegar a ser manipuladores, así como tienen diferentes yoes lo cuales van alternando dependiendo con la persona con la que se encuentre.

Los Dos potenciados, son personas genuinamente atentas y solícitas.

El Ejecutor

Son personas que buscan ser queridas por su rendimiento y logros. Son altamente competitivos y están obsesionados con la imagen de ganador y con el estatus comparativo. Son maestros de las apariencias.

Un Tres potenciado, son líderes eficaces, buenos presentadores, motores competentes, así como capitanes.

El Romántico

Son personas atraídas por lo inaccesible; el ideal nunca está aquí y ahora. Se caracterizan por ser trágicos, tristes, artísticos, sensibles y concentrados en la persona ausente.

Un Cuatro potenciado, son creativos en su modo de vivir y capaces de aliviar el dolor ajeno. Están comprometidos con la belleza y la vida apasionada: el nacimiento, el sexo, la intensidad y la muerte.

El Observador

Son personas que mantienen una distancia emocional con respecto a los demás. Protegen su vida privada y no participan. Les agobian los compromisos y las necesidades de los demás. Compartimentan las obligaciones y se aíslan de las personas, los sentimientos y de los objetos.

Los Cinco potenciados, son muy buenos a la hora de elegir decisiones, pueden ser altamente intelectuales y con un gran autocontrol.

El Que Duda

Son temerosos, obedientes y llenos de dudas. Vacilan bastante en las decisiones, teniendo miedo a actuar, debido a que al exponerse pueden ser atacados. Se identifica con causas perdidas, es antiautoritario, muy sacrificado y muy leal a la causa. Pueden tener sentimientos de sentirse acorralados, y por lo tanto, afrontan el terror de un modo agresivo.

Los Seis potenciados, pueden ser excelentes compañeros de equipo, muy leales y buenos amigos. Pueden trabajar por una causa como alguien lo haría por el beneficio personal.

El Epicúreo

Personas con el sentimiento de ser eternamente jóvenes, es decir, el Peter Pan. Su enfoque de la vida es superficial y aventurero, es un amante evasivo. Le cuesta comprometerse, le gusta mantener abiertas todas las opciones y permanecer excitado emocionalmente hablando. Normalmente son alegres y su compañía es estimulante. Suele empezar muchas cosas pero acaba pocas.

Los Siete potenciados, son buenos a la hora de sintetizar y teorizar, siendo óptimos en la toma de decisiones.

El Jefe

Son muy protectores. Da la cara por sí mismo y por los amigos. Es muy combativo, haciéndose cargo de la situación. Suelen discutir mucho. En general les encanta tener el control, y hacen demostraciones de fuerza e ira. Establece contacto mediante el sexo y los enfrentamientos acalorados.

Los Ocho potenciados, son excelentes líderes. Pueden tener mucha fuerza a la hora de apoyar a los demás e intentan proteger a las amistades.

El Mediador

Son obsesivamente ambivalentes, es decir, ven todos los puntos de vista. Reemplazan sus deseos por los de los demás y las metas reales por actividades no esenciales. Conoce mejor las necesidades de los demás que las propias. Tiende a desconectarse del mundo, siendo inseguro de si quiere o no pertenecer al equipo. Manifiesta su ira de forma indirecta.

Los Nueve potenciados pueden ser excelentes conciliadores, consejeros, negociadores y logran grandes éxitos cuando están encarrilados.

Javier Arza Magra

Psicólogo experto en Terapia Cognitivo-Conductual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *